Implantes dentales Adín fiabilidad

La Clínica Dental Amora es un centro que está a la vanguardia de la implantología dental y está al día con los últimos avances tecnológicos y técnicas en implantología dental.

Los implantes dentales Adín son la mejor solución para pacientes que necesitan una rehabilitación completa de la boca.
Con Adín, el paciente recuperará las funciones y el aspecto de los dientes naturales. De esta forma mejorará su aspecto físico, estético y sobre todo la confianza para hablar, relacionarse y sonreír sin problemas.

Están indicados para:

  • Todas las áreas de la boca
  • Todos los protocolos de carga
  • Todos los tipos de hueso.
Implantes dentales Adín soluciones

Se trata de un procedimiento sin dolor con gran fiabilidad, una tasa de éxito del 98,7% y una vida media de más de 25 años.

Ventajas:

  • Extremadamente flexible.
  • Cirugía mínimamente invasiva.
  • Funcionalidad inmediata.
  • Diseñado para resolver problemas de espacios estrechos.
  • Ofrece un procedimiento sin colgajo rápido y fácil.
  • Protocolo de fresado sencillo para hueso blando y duro por igual.

¿Cuáles son los beneficios de los implantes dentales?

Devolver a las personas su confianza y su sonrisa .Se trata de proporcionar un reemplazo fijo de los dientes perdidos sin la necesidad de sobrecargar o dañar los dientes adyacentes.
El reemplazo temprano de los dientes perdidos puede detener la pérdida ósea y mantener su perfil facial, evitando tener que usar dentaduras removibles, devolviendo la masticación y el gusto.
En la clínica dental Amora usamos el sistema Adin que proporcionan componentes de primera calidad utilizando tecnologías y materiales de vanguardia, asegurando que un producto producido cumpla con los más altos estándares.
Adin está a la vanguardia de la investigación y el desarrollo en la fabricación dentro de esta industria y ha desarrollado la superficie especializada OsseoFix, que ha demostrado superar a sus competidores (Universidad de Nueva York).

Infórmate sobre nuestros servicios dentales y nunca dejarás de sonreír